Advertimos del inminente colapso de la Sanidad regional si no se revierte la tendencia actual de contagios de COVID19 y no se refuerzan las plantillas

.

Publicado el 07/09/2020
Pedimos a los ciudadanos el absoluto cumplimiento de las medidas de prevención para contener la propagación del virus. Los profesionales de todas las especialidades y todos los ámbitos, especialmente aquellos implicados en el tratamiento de la COVID19, están afrontando esta segunda ola con escasez de plantillas para poder dar cobertura a la creciente demanda asistencial, en condiciones precarias de trabajo (soportadas desde la época preCOVID) y que, en estos meses de pandemia, les han conducido a una situación insostenible de desgaste físico y emocional

El Sindicato Médico de la Región de Murcia advierte del inminente colapso de la Sanidad regional si no se revierte la tendencia actual de aumento de contagios de COVID19 y no se refuerzan las plantillas de profesionales, tanto en Atención Primaria como en hospitales. 
Esta organización lanza un nuevo aviso de alarma ante el rápido avance de la segunda ola de la pandemia (iniciada durante el mes de agosto) y tras conocer el estado de las UCI de la Región, cada vez con más pacientes y con hospitales ya al 100% de su capacidad, como el hospital Rafael Méndez de Lorca, y otros centros con una ocupación en aumento, como el hospital Reina Sofía; además de numerosos centros de salud en nivel rojo por una tasa muy elevada de positivos de coronavirus.
El crecimiento de los ingresos de COVID, tanto en plantas de hospitalización como en UCI, sumado al resto de patologías y los limitados recursos, tanto humanos como materiales, hacen temer una situación de saturación que se agravará, dado que las previsiones señalan que todavía queda lo peor de esta segunda oleada de COVID. Por ello, el Sindicato pide a los ciudadanos el absoluto cumplimiento de las medidas de prevención para contener la propagación del virus.
Los profesionales de todas las especialidades y todos los ámbitos, especialmente aquellos implicados en el tratamiento de la COVID19, están afrontando esta segunda ola con escasez de plantillas para poder dar cobertura a la creciente demanda asistencial, en condiciones precarias de trabajo (soportadas desde la época preCOVID) y que, en estos meses de pandemia, les han conducido a una situación insostenible de desgaste físico y emocional.
Además, el Sindicato Médico CESM denuncia el olvido, por parte de las administraciones, de la absoluta dedicación y el gran trabajo que están llevando a cabo los profesionales. En esta falta de reconocimiento, gestores y directivos sanitarios no solo no han puesto en marcha las medidas necesarias para mejorar las condiciones en las que los médicos desarrollan su trabajo, sino que algunas de las medidas adoptadas se han hecho de forma unilateral, sin el consenso con las organizaciones sindicales.
Las Administraciones no pueden olvidar que, si no protege y cuida a sus profesionales, de todos los servicios y de todas las especialidades, la Sanidad no se sostiene.
Ante esto, el Sindicato Médico pide la contratación de facultativos suficientes y una correcta planificación para poder cubrir las necesidades asistenciales de la población, tanto de COVID como de pacientes no COVID, sobre todo en la compleja nueva normalidad organizativa de los centros.  
CESM reitera su agradecimiento a los compañeros que continúan dando lo mejor de sí mismos a pesar de las difíciles circunstancias que estamos atravesando e insiste en la necesidad de que la población cumpla, sin fisuras, las recomendaciones sanitarias: uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y distanciamiento social.

.